Uno de los principales recursos naturales necesarios para la vida del ser humano, es el agua potable. Sus características la hacen apta para su consumo, y no debe contener microorganismos o sustancias tóxicas para que no sea un riesgo para la salud. Si bien, es un recurso que se está acabando en muchos lugares del planeta, no todos los seres humanos la tienen a la mano, y en muchos lugares los pobladores deben recorrer grandes distancias para conseguirla.

El agua potable tiene ciertas características que la hacen aptas para el consumo humano, además de que cuenta con la calidad apropiada para ser saludable.  

A continuación, enlistamos algunas de ellas:

Incolora e inodora. El agua potable se caracteriza por ser transparente y libre de cualquier olor.

Insípida. No debe contener ningún elemento orgánico o inorgánico, que le proporcione algún sabor,  

Limpia y segura. El agua potable debe ser limpia y libre de cualquier enfermedad, bacteria o virus.

Libre de turbiedad. No debe contener elementos en suspensión ni contaminantes de ningún tipo.